Sociedad Argentina de Urología - SAU

Fundada en 1923

Acerca de la SAU

Acerca de la SAU

La Sociedad Argentina de Urología. Década de 1960. 4° Parte.

La actividad científica en el año 1963 continuaba con intensidad. El 22 de octubre tuvo lugar una reunión conjunta en la Sociedad de Pediatría sobre el tema: “Uropatías obstructivas en la infancia”. El 24 de ese mes, el Dr. Martin Collor, Jefe en Endocrinología del Hospital de Niños, dio una conferencia sobre “Malformaciones urogenitales en relación con las alteraciones endócrinas”.

El jueves 21 de noviembre de 1963, la S.A.U. convocó a todos sus asociados a una Asamblea Extraordinaria con el objeto de tratar la organización de la Confederación Argentina de Urología, un controvertido tema que dio lugar a numerosas polémicas y que dos años después conduciría al cisma de la Urología Argentina.

Inició el debate el presidente Dr. Casal y a continuación habló el Dr. García, expresando que la comisión especial integrada por él y los doctores Trabucco, Ercole, Casal y Carreño, había confeccionado un anteproyecto de estatuto, que sería sometido a consideración por los presentes. Luego de escuchar el esbozo del plan, el Dr. Luis M. Brea solicitó la palabra y manifestó su desacuerdo, tanto en su forma, como en su fondo. “En su fondo porque la S.A.U. a través de cuarenta años ha realizado una acción fecunda y extraordinaria, y a esta altura de su existencia no debe renunciar a los derechos inalienables como el de la realización de los Congresos y la designación de sus relatores, todas facultades otorgadas por la A.M.A.” “Entre las causas de forma, la S.A.U. en su carácter de sección de la A.M.A., no puede pertenecer a otro organismo que no corresponda a ella”. El otro aspecto cuestionado por el Dr. Brea era la designación de la mesa directiva de la C.A.U., que según el estatuto estaría integrada por dos representantes de cada Sociedad, por lo que la S.A.U. con más de 70 miembros titulares, tendría igual representación que las sociedades de número considerablemente inferior.

Indudablemente el Dr. Brea trataba de refutar los conceptos emitidos por el presidente Casal en la Asamblea Extraordinaria del 26 de septiembre. Había que recordar, que en aquella oportunidad, el Dr. Casal dijo que el gran desarrollo de la especialidad y el número de especialistas en el interior del país hacía que la S.A.U. limitara sus funciones, en cuanto a su representación internacional y organización de los Congresos. Pero el presidente insistió con que esa Asamblea era resolutiva y que de ella debía surgir la aprobación o rechazo del anteproyecto y el Dr. García continuó: “Aquí no se viene a discutir si se crea o no la Confederación”.

Pero el Dr. Brea insistía en que debía consultarse a la A.M.A. para que ésta informe si la S.A.U. en su condición de Sección de esa institución puede formar parte de este nuevo organismo. En consecuencia, se realizó una votación y la moción de consulta a la A.M.A. fue rechazada por 16 votos contra 2. Posteriormente y también por votación se aprobó el anteproyecto de reglamento por 11 votos contra 6 y se acordó un cuarto intermedio hasta el jueves 28 a las 21.30 hs.

Al día siguiente de este acalorado debate, el viernes 22 de noviembre de 1963 el mundo contemplaba azorado el asesinato del presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy en la ciudad de Dallas, estado de Texas. Fue reemplazado por Lyndon Baines Johnson.

Transcurrida esa semana, el jueves 28 al continuar la Asamblea el Dr. Casal anuncio dos novedades: 1º En una entrevista con el presidente de la A.M.A. Dr. Ruggiero éste le había manifestado que no existía obstáculo reglamentario para la integración de la S.A.U. en la C.A.U. 2º La Confederación Argentina de Urología estaría integrada por tres sociedades: la S.A.U. y las de Rosario y Córdoba.

Pero el Dr. Brea cuestionó la última votación porque el artículo 46 indicaba que para la reforma de los estatutos se requerían los dos tercios de votos favorables, y esa noche, sobre 18 presentes solo se obtuvieron 11. El Dr. Casal replicó diciendo que no creía que ese tema debía discutirse y que la mesa directiva tenía facultades para determinar, sin asamblea, la creación de la Confederación.

Esta reunión fue muy engorrosa y polémica y se caracterizó por las votaciones, que fueron tres: la primera para determinar si para la creación de la C.A.U. eran necesarios los dos tercios de votos, y después para que se reviera la resolución adoptada el 21 de noviembre, y por fin, el sufragio definitivo para definir la creación de la C.A.U., debiendo contar con los dos tercios de los presentes.

Votaron por la negativa quince de los presentes: los doctores Brea, Bernardi, Berri, Borzone, Goldaracena, Lucano, Mathis, Mosser, Ortiz, Pujol, Rebaudi, Ruiz, Rubí, Torres Posse y Wainberg.

Por la afirmación fueron catorce: doctores Cartelli, Claret, Comotto, Carreño, Ercole, García, González Martín, Irazu, Levati, Marquez, Mackintosh, Schiappapietra, Trabucco y Urrejola.

Para concluir la reunión dijo el Dr. Casal: “Por quince votos contra catorce se ha decidido no propiciar la creación de la C.A.U.” Quedaba así concluido transitoriamente el capítulo de un ríspido tema, pero era solo un apartado provisional, perecedero, porque el debate polemizante y de controversia lamentablemente continuaría.

Roberto J. Barisio
Profesor Adjunto de Urología

Las notas sobre la historia de la Sociedad Argentina de Urología fueron extraídas total o parcialmente del trabajo de los Dres. Roberto J. Barisio y León María Metz "Historia de la S.A.U."

Pasaje de la Cárcova 3526 - (C1172AAB) Buenos Aires - Argentina
Tel./fax: (+54 11) 4963-8521
E-mail: sau@sau-net.org

Derechos reservados Sociedad Argentina de Urología 2012 - 2017